Como diferenciar un smartphone réplica de uno original – Samsung Galaxy S5 –

33Hoy en día, con el gran volumen de modelos de teléfonos que existen, la competitividad entre precios y sobre todo la búsqueda de las tres B “bueno, bonito, barato”, ha generado un mercado en estado de gracia. Este es el de los teléfonos réplica de las gamas altas de las marcas como podrían ser las gamas S y Note de Samsung o los iPhones de Apple.

Además, el mercado de la segunda mano también está en auge y aplicaciones como Wallapop o páginas como Mil Anuncios permiten que particulares pongan en venta todo tipo de dispositivos. Es ahí donde se genera la desconfianza por la compra de artículos de segunda mano. Algunos tratan de vender réplicas como teléfonos originales de los cuales llaman la atención su reducido precio.

En Restore Electronica nos gusta ofrecer confianza a los clientes, por tanto, nos preocupa esta situación. Por ello, dedicamos este espacio a cómo diferenciar un teléfono original de una réplica, y ponemos como ejemplo el Samsung Galaxy S5.

A simple vista, pueden parecer dos terminales iguales, pero su rendimiento y sus características no tienen nada que ver. Hay varias versiones de réplicas, las cuales van mejorando el aspecto externo (y algo de interno) respecto a versiones anteriores, imitando cada vez mejor a su homónimo.

Para diferenciarlos te ofrecemos unos sencillos consejos.

1- Busca su imei.

El imei del teléfono es su DNI. Todo su historial se puede obtener a partir de este número de 15 dígitos. Existen bases de datos amplias capaces de dar cualquier tipo de información sobre ese imei en concreto. En lo que compete a esta publicación, nos interesa conocer el imei para buscar si éste coincide con el modelo del teléfono. Es decir, si buscamos el imei (por ejemplo en imei.info) y este nos da que el modelo es uno distinto al que nos quieren vender… ¡¡¡PILLADO!!!. A pesar de ello, es posible que por algún motivo, el imei coincida por lo que no nos damos por vencidos y seguimos investigando.

2- Detalles distintos respecto al original.

Aunque pueden parecer idénticos, realizando una revisión un poco más a fondo, se pueden observar detalles distintos. En nuestro ejemplo, se puede observar cómo el teléfono original dispone tan sólo de 3 tornillos para ser desmontado mientras que su réplica dispone de una gran cantidad. Para más detalles, no dudes en buscar por internet todos los vídeos y fotografías que te sean necesarios para diferenciar este teléfono. Si es posible, acude a alguna tienda de telefonía para probar su peso, fluidez y calidad de imagen ya que son aspectos que también pueden diferir.

1 2

Pero si con ésto no nos quedamos conformes por parecer muy idénticos, tenemos el tercer y definitivo paso.

3- Verificación con software de la marca

Este paso es infalible para verificar la originalidad de un producto. Conectar el teléfono al software de la marca, en éste caso Samsung Kies, es el único resquicio que no pueden replicar los fabricantes. Si una vez abierto el programa no es capaz de reconocer el dispositivo, éste probablemente sea una réplica o tenga algún problema en el cable o conector. Pero si el ordenador lo ha reconocido como un dispositivo de almacenamiento USB y el software no lo reconoce, has dado con una réplica.

Estos sencillos consejos, te permitirán elegir bien tu compra, aunque siempre puedes acudir a Restore Electronica donde te saltas todo el procedimiento y te llevas la garantía de un teléfono original y de marca y a un precio inmejorable con 12 meses de garantía.

 

Esperemos os sirva de ayuda ya que vuestras preocupaciones son las nuestras.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *